REAL E ILUSTRE HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS DE LA CORONACIÓN DE ESPINAS, MARÍA SANTÍSIMA DE LA ESPERANZA Y SAN JUAN EVANGELISTA

 

Las primeras reglas de la Hermandad constan del 1.566, estuvo vinculada al gremio de los tejedores de paños de Carmona. Posteriormente, a mediados del S. XVII se fusiona con esta la Hermandad del Dulce Nombre de Jesús. Es sobre esta época cuando en la Hermandad empieza la idea de realizar estación de penitencia, realizándose por primera vez en 1.658. Originariamente esta Hermandad tenía el título de la Transfiguración de Ntro. Señor Jesucristo y María Santísima de la Esperanza. Dicen las escrituras que a Jesús se le iluminó el rostro en la Transfiguración y que sus vestidos se volvieron blancos y resplandecientes. Esto hizo que los tintoreros lo tomaran por patrono. Y fue el motivo que vinculó a los laborantes de paño de Carmona, con la cofradía de la Transfiguración de la parroquia de San Salvador. Las ordenanzas de tejedores de 1732 obligaban a ser cofrade de la Esperanza para pertenecer al gremio.

 

La iglesia de San Salvador se hundió parcialmente y entró en ruina total el tres de noviembre de 1779, cuando el arquitecto Pedro de Silva estaba remodelando el pórtico.

 

Pasó la parroquia, provisionalmente, al cercano convento de Madre de Dios y, una vez adaptada al nuevo uso por el maestro de obras del arzobispado José Álvarez, a la iglesia del antiguo colegio de la compañía de Jesús, que se llamó en adelante del Divino Salvador. Fue el domingo de resurrección veinte de abril de 1783. Y con la parroquia pasó la cofradía.

 

El título de Real de la Hermandad le fue conferido reinando en España el rey Fernando VII en 1.824.

 

El siglo XX entró con altibajos, y la cofradía interrumpió la salida durante la II República y la Guerra Civil, para reanudarla en la década de los cuarenta. Ocupando desde entonces la tarde del Domingo de Ramos (antes la hacía el Jueves Santo).

 

En lo referente a las imágenes titulares de la Hermandad, debemos destacar en primer lugar por su altísima calidad artística la imagen de Ntro. Padre Jesús de la Coronación de Espinas. La talla nos presenta a Jesús en la iconografía de Ecce-Homo. Se trata de una imagen de estética barroca. La talla no está documentada, aunque los investigadores Mira Caballos y Villa Nogales consideraron tras diversos estudios en el Archivo General del Arzobispado, que la talla fue realizada entre 1.655 y 1.659, más concretamente en 1.657, donde la hermandad desembolsa una gran cantidad de dinero, sabiendo además que procesionó por primera vez en 1.658. Su autoría ha sido siempre adjudicada a la gubia de Pedro Roldan, presentando grafismos que coinciden con su obra.

La Dolorosa titular de la Hermandad, recibe la advocación de María Santísima de la Esperanza, se trata de una talla anónima de principios del S. XVIII, aunque ha sufrido diversas restauraciones a lo largo de los años. Las manos actuales fueron realizadas por el Imaginero Antonio Eslava Rubio.

 

La Hermandad también tiene como titular una imagen de San Juan, que fue recuperada en los años 80 y que hasta hace unos años procesionaba acompañando en el palio a la Dolorosa, se trata de una talla de autor anónimo fechable a principios del S. XVIII. Por último, a mitad de los noventa, el Crucificado de la desaparecida hermandad sacramental del Salvador pasó a tutela de la Esperanza, pasando a recibir la advocación de Cristo de los Desamparados, se trata de una imagen realizada en pasta de madera de autor anónimo, realizada en el S. XVII. Con esta imagen la Hermandad realiza su tradicional Via Crucis de Cuaresma.

nuestra página web es:

http://www.hermandaddelaesperanza.es/
 

Nuestro blog se alimenta

 de tus comentarios. Gracias

 

 

Visitante Nº

Mapa Mundial

Idioma que deseas

Hora Local...